Lavapiés, un distrito con encanto

Si algo tiene Lavapiés es encanto. Es uno de los barrios más antiguos de la capital, fue un barrio judío, de hecho la Iglesia de San Lorenzo se edificó sobre un sinagoga que había en ese lugar hace ya muchos años y esta zona recibió el nombre de Lavapiés, por la costumbre de los judíos de lavarse los pies en la fuente antes de entrar a rezar a la sinagoga.

Lavapiés es sin duda el centro neurálgico de la inmigración de la capital de España, un barrio donde se representa a la perfección la fusión de razas y culturas, de personajes que sólo podríamos encontrar allí, esto le da un encanto que solo se puede ver en Lavapiés.

Es fácil encontrar lugares donde degustar platos de todo el mundo, cocinados y preparados por personas nativas, un delicioso manjar para nuestro paladar, la cultura también gana puntos ya que la variedad hace que sea mucho más increíble y más maravilloso pasear por sus calles, conocer a sus gentes…

Una de las mejores zonas para vivir en Madrid, asequible por que los alquileres en esta zona son normales, y con todos los servicios al alcance de la mano. Muchas personas viven en las llamadas corralas madrileñas que son casas situadas alrededor de un patio. El encanto de este barrio reside en su variedad de actividades culturales, cabe destacar la tabacalera, un espacio en el que, antiguamente se vendía tabaco y que hoy es un centro cultural en el que las asociaciones de vecinos se juntan para proponer una exposición, para organizar un debate o para proyectar algunos documentales, etc

Lavapiés, cuna de bohemios, cama de personas con intereses culturales.

La celebración de las fiestas de San Lorenzo, fiestas que duran varios días y a las que acuden muchísimos madrileños para poder disfrutar de los conciertos gratuitos, participar en los concursos de chulapos o en los concursos en los que se busca la mejor tortilla española. La limonada gratis atrae a muchos turistas, una manera muy divertida de pasar varios días de fiesta en el mes de agosto.
Los restaurante en Lavapiés son de lo mejor que te puedes encontrar, la diferencia de culturas vecinales han hecho del barrio un catering de muchos países, muchas veces es muy difícil elegir dónde comer ya que la oferta es amplia, la cocina de medio mundo está en Lavapiés, un distrito con encanto.

Uno de los atractivos de la zona es sin duda el rastro, situado en la Ribera de Curtidores los domingos, un mercado con casi cinco siglos de antigüedad, en el que se puede encontrar prácticamente cualquier cosa, artesanía, antigüedades, ropa, bisutería, marroquinería…
Lavapiés tiene un encanto especial, es una zona ideal para plantearse vivir, no es un barrio lujoso, pero es un barrio perfecto para empezar de cero, sobre todo por la variedad cultural y también porque comparado con otros distritos y barrios de Madrid, los alquileres son de los más económicos.

Una buena opción para personas buscando otra oportunidad o para los que simplemente quieren cambiar de aires, de vida, para personas que necesitan un soplo de aire fresco, Lavapiés sin duda da la oportunidad de cambiar.

Categories: Barrios