¿Por qué comprar un piso de segunda mano?

Las parejas que quieren formar una familia son las que demandan pisos para comprar. Considerando las opciones, es mucho más sencillo conseguir un alquiler, pero a la larga los beneficios son mayores si lo que se hace, es comprar.Comprar un piso de segunda mano tienen un montón de ventajas, la principal es el precio.

Un piso de segunda mano en una buena zona de la ciudad, puede salirnos mucho más barato de lo que esperamos y esta es la principal ventaja que vamos a obtener.

Hay algunos pisos de segunda mano que son verdaderas gangas, chollos que aparece en algunas ocasiones y de los que cualquiera querría aprovecharse.

Basta con llegar a una inmobiliaria y solicitar un piso de segunda mano barato, los agentes se pondrán manos a la obra y conseguirán una vivienda en condiciones y al menor precio posible.


Hay pisos que se encuentran en tan buenas condiciones que están tan bien como para entrar a vivir sin necesidad nada más que de pintar, estos pisos suelen costar un poco más pero merece la pena el esfuerzo por una vivienda en muy buenas condiciones.

También están los pisos en los que hace falta una pequeña remodelación, los pisos en los que hay que cambiar las ventanas, las puertas o los muebles de la cocina por que ya están un poco un pasados de moda.

Aunque seamos claros, ahora se lleva lo antiguo, lo de hace décadas, lo llamamos “vintage”, así que quizás esas puertas de los muebles de la cocina con un lijado y una buena mano de pintura consiguen un aire más moderno y mucho más actual.

Están los pisos que son muy baratos, pero que necesitan mucha mano de obra, pisos en los que hay que cambiar los suelos, los azulejos del baño, las puertas y ventanas, algunos tienen hasta gotelé.

Bastantes de estos pisos necesitan mucha mano de obra y aun así como el valor del inmueble es tan barato sigue siendo rentable comprar un piso para reformar. De todos modos las personas que mejor pueden aconsejarnos sobre este tema son los agentes inmobiliarios.


Comprar un piso requiere unos requisitos, el primero de todos es tener dinero, subrogarse a una hipoteca o contratar una nueva.
También  hace falta saber si la propiedad está libre de cargas como puede ser: pagos de impuestos o de servicios como puede ser el agua, el gas, la luz…

Que no tenga cargas como pagos atrasados o embargos ya que esto nos puede repercutir negativamente. También debemos de informarnos de la calificación energética que tiene la vivienda.

Tras saber todos estos datos, tras comprobar que podemos comprar la vivienda, sólo nos queda firmar la compra y amueblar a nuestro gusto la que desde ese momento, el momento de la firma de la escritura pasará a ser de tu propiedad.

Muchos de los que viven a las afueras deciden mudarse al centro, por comodidad, porque es más rentable o simplemente porque prefieren vivir en el centro de la ciudad.

De cualquiera de las maneras, la mejor opción es comprar un piso de segunda mano que podemos dejar tal y como está, o que podemos reformar a nuestro gusto con la confianza de que conseguiremos vivir en un piso tal y como nosotros deseamos.

Categories: Casa de ensueño